Buenas tardes, amigos.

Resulta hace meses que andaba yo pensando que la longitud de la cámara de mi viejo horno de temple me estaba empezando a limitar, 32 cm están muy bien para hacer navajas y la mayoría de los cuchillos de uso, pero me quedaba la espinita de poder hacer piezas largas, como un jamonero o un bowie grande.

Así que un día me levanté, me lié la manta a la cabeza y empecé a pedir materiales para fabricarme uno más largo. Pensé que, puestos a hacerlo, en lugar de 40 o 50 cm de longitud como tienen la mayoría de hornos de temple de cuchillería, lo iba a hacer un poco más largo. Tanto como más de un metro. Qué leches, mejor que sobre que no que falte.

Quiero agradecer especialmente a mi amigo Eduardo Otta, quien me ayudó paciente y desinteresadamente con el cálculo de las resistencias.

 

Características:

– Potencia 2950 W

– Dimensiones cámara 1060 x 170 x 100 mm

Materiales:

– Unos 50 ladrillos calidad JM23 de Morgan Thermalceramics.

– Algo más de 1 kg de alambre Kanthal de 1,5 mm para hacer las resistencias.

– Regulador PID, comprado por ebay, ya montado en cajetín y conectado al relé y sonda.

– Perfil estructural para hacer el chasis, chapa inoxidable para el exterior, manta cerámica, regletas cerámicas, y cable de silicona.

 

Os dejo unas pocas fotos del proceso:

Lo primero que hice fue cortar los ladrillos de este modo para que encajen entre sí. Me ayudé de una guía donde cabe el ladrillo justo y que tiene los cortes marcados.

Son 10 secciones de 4 ladrillos cada una:

Una vez tenemos clara la potencia que queremos, con un breve cálculo hallamos la cantidad de hilo kanthal que debe entrar en cada resistencia, para el largo de las mismas que necesitamos, y el diámetro que debe tener la barra sobre la que enrollamos el hilo.

Con un sencillo artilugio consistente en una manivela soldada a la barra y metida dentro de un tubo en cuyo interior gira suelta, procedemos:

Después hacemos las canaletas que alojarán las resistencias en los ladrillos laterales. Parece más complicado de lo que es, se hace rápido marcándolas a serrucho y acabando con la dremel.

Parte trasera y puerta provisional:

Después le hago el chasis de hierro y le coloco manta cerámica por todo el perímetro:

Sujeté las resistencias con unas grapas del mismo hilo kanthal para que no se salieran de su sitio:

Después vinieron los primeros encendidos de prueba para comprobar que todo iba bien:

Lo último, colocar las chapas de inoxidable y hacer la puerta definitiva y cableado:

No es que sea el horno más bonito del mundo, pero estoy más que contento de su funcionalidad. Se pone a 800 grados en unos 50 minutos (¡más rápido que el pequeño!) y es muy estable, tras unos minutos a temperatura oscila poquísimo, +-1 ºC. Ya he templado alguna pieza en él que pronto espero mostraros.

Espero que os sirva a los que os queráis hacer un horno, si alguien necesita fotos o detalles de alguna parte en concreto, estoy a su disposición.

¡Gracias por mirar y un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s