Hoy os muestro la manera en que hago los habaki, piezas que se usan en los sables y cuchillos de estilo japonés como collar, cumplen la función de ajustar la hoja en la vaina, a la vez que hacen tope con la guarda y/o empuñadura. La hoja a la que va destinado este habaki es la que podéis ver en la entrada Yaki-ire: templando en agua con arcilla.

Parto de una chapa de latón de unos 3 mm de espesor:

Hago el primer doble a 90 grados:

Limpio las caras interiores y doblo con ayuda de una pletina de la medida:

El latón endurece por deformación plástica (laminado, martillado, etc), así que hay que recocerlo de vez en cuando para evitar que endurezca y se agriete. Para ello se calienta al rojo cereza y se sumerge en agua:

Lo bueno de tener hojas rotas es que sirven de mandril para hacer el habaki de otras:

Hago con una lima la ranura del munemachi:

Con cuidado de no rayarla (y de no rebanarme un dedo), termino el forjado sobre la hoja:

Ahora hay que soldar la parte inferior. Le hago una cuña de latón y se la coloco en la zona de la soldadura:

Encima de la cuña pongo una tira de estaño pintada con fundente, y caliento a soplete:

Y tras un primer desbaste grueso queda así, cuando lo termine subo el resto de fotos:

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s